Roberto Juarroz

Hay que inventar respiraciones nuevas… Hay que inventar respiraciones nuevas. Respiraciones que no sólo consuman el aire, sino que además lo enriquezcan y hasta lo liberen de ciertas combinaciones taciturnas. Respiraciones que inhalen además las ondas y los ritmos, la fragancia secreta del tiempo y su disolución entre la bruma. Respiraciones que acompañen a aquel que las respire. Respiraciones hacia adentro del sueño, del amor … Continúa leyendo Roberto Juarroz

LA VOLUNTAD DE LO IMPOSIBLE

LA VOLUNTAD DE LO IMPOSIBLE: 1 La noche estrellada es la mesa de juego donde se juega el ser: arrojado a través de ese campo de posibilidades efímeras, caigo de lo alto, desamparado, como un insecto dado de vuelta. No hay razón para considerar que la situación sea mala: me gusta, me enerva y me excita. Si perteneciera a la “naturaleza estática y dada”, estaría … Continúa leyendo LA VOLUNTAD DE LO IMPOSIBLE

SADE 1740-1814

SADE 1740-1814 A menudo me parece-la mayoría de las veces-que los personajes reales nunca hacen màs que prestarles su carne y la virulencia de sus temperamentos a unas posibilidades que superan lo que verdaderamente son. Por eso nunca deberíamos hablar de ellos aisladamnete, sino al mismo tiempo que de los seres imagioarios que dconicben la mitología o la ficción. Sade no es solamente el hombre … Continúa leyendo SADE 1740-1814

Sade por Bataille

Si admiramos a Sade, edulcoramos su pensamiento Hablar de Sade es en sí, verdaderamente, paradójico de todos modos. No importa saber si hacemos o no, tácita o abiertamente, obra de proselitismo: ¿es menos paradójico alabar al apologista del crimen que alabar directamente el crimen? La inconsecuencia se acrecienta incluso en el caso de la mera admiración de Sade: la admiración muestra más desdén por la … Continúa leyendo Sade por Bataille

Poemas de Georges Bataille

La Discordia Diez cien casas se derrumban cien y luego mil muertos en la ventana de la nube Vientre abierto rostro alzado reflejo de extensos nubarrones imagen de cielo inmenso Más arriba que lo alto del cielo oscuro más arriba en una loca hendidura una estela de luz es el halo de la muerte. Hambre tengo de sangre Hambre de tierra ensangrentada Hambre de pescado … Continúa leyendo Poemas de Georges Bataille

El azul del cielo

Al instante me fui a las Ramblas. Dejé el coche. Entré en el barrio chino. No iba buscando mujeres, pero el barrio chino era el único medio que se me ofrecía para matar el tiempo, por la noche, durante tres horas. A aquellas horas, podía oír cantar a andaluces, a cantantes de cante jondo. Estaba fuera de mí, exasperado, la exasperación del cante jondo era … Continúa leyendo El azul del cielo

Mi madre

En este estado volví a dormirme. Cuando me desperté, Hansi lloraba en el sofá. Estaba tumbada de bruces y lloraba. O más bien, con el puño en la boca, contenía el llanto. Fui hacia ella y, suavemente, le pedí que subiera conmigo a la habitación. No me habló, pero aceptó acompañarme, y sólo una vez en la cama volvió a temblar conteniendo las lágrimas. Imaginé … Continúa leyendo Mi madre