Días tranquilos en Clichy: Henry Miller se une en París a Lawrence Durrell y Anaïs Nin

debedehaber

Henry Miller fue capaz de ofrecer una imagen indeleble de Nueva York, la ciudad donde creció y se formó, pero el hecho de establecerse luego en París le convirtió en un observador privilegiado de la vida en la capital francesa, y a través de las andanzas sexuales de dos amigos y compañeros

millers llega xxx

de piso, Joey (Miller) y Carl (Alfred Perlès), traza una espléndida imagen del París nocturno, prostibulario y sórdido de 1933, en su novela corta Días tranquilos en Clichy, compuesto por dos episodios.  Los escarceos de Carl con una menor, las tretas para no pagar los servicios a las prostitutas o los encuentros con personajes singulares van yuxtaponiéndose hasta convertirlos en un recorrido acelerado y sincopado por diversos y fascinantes espacios que Miller retrata perfectamente con las mínimas palabras. Con justicia se ha convertido en un clásico de la literatura erótica. Ésta es quizás la obra de mayor…

Ver la entrada original 3.256 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s