El GRAN PASAJE

Mecánica Celeste

Por: Maurice Blanchard (1890 – 1960)

.

.

Con una lucidez poética en los ojos, que lo sitúa, junto a Benjamín Péret, en la cumbre más alta. Pasando como un torrente por el lado de críticos y profesores
-perfectos y magistrales ignorantes- que, ciegos, no lo vieron pasar.

Con la lucidez rebelde, considerado por Breton, Éluard y Char como uno de los más grandes, embistió –sin concesiones-  las aberraciones aceptadas como naturales en su época: las ideas de progreso o las nociones de partidos llamados revolucionarios. Antes de que todo eso se vuelva, hoy en día, una moda vulgar de intelectual tranquilo.

Lejos, muy lejos de aquellos “que aún buscan imponerse a favor de la noche”, su poesía “despliega sus colores al sol y muere de pie cada noche para renacer a amanecer con un nuevo traje, una nueva sonrisa”.

Miguel Florez Eloz

.

Nuestro mundo de máquinas apenas está…

Ver la entrada original 2.450 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s